This post is also available in: English (Inglés) Deutsch (Alemán) Español Français (Francés)

La eficacia de la desinfección automatizada de salas basada en ozono del STERISAFE PRO se probó en condiciones reales complejas sobre diferentes superficies con la bacteria Acinetobacter baumannii. La tecnología alcanzó con éxito una tasa de eliminación superior a la reducción de 5 log en condiciones de sala complejas, pero la A. baumannii mostró diferentes capacidades de supervivencia dependiendo de las superficies probadas, y algunos objetivos individuales mostraron una reducción inferior al límite de 5 log. Esos resultados sugieren que son necesarios más experimentos de validación en condiciones diversas.

El género Acinetobacter comprende especies que normalmente se encuentran en tierra y agua y que, ocasionalmente, son patógenos humanos. Entre ellos, el Acinetobacter baumanii es el más significativo clínicamente. El A. baumannii se considera un patógeno oportunista, lo que lo hace peligroso en entornos sanitarios, especialmente para individuos con el sistema inmune comprometido y para pacientes con hospitalizaciones prolongadas. Por ese motivo, se considera un patógeno relacionado con lasinfecciones asociadas a la atención sanitaria (HAI). En otra época, la infección por este microorganismo solía derivar en neumonía. Sin embargo, en los últimos años el A. baumannii se ha asociado a infecciones del sistema nervioso central, de los huesos, de la piel y de los tejidos blandos

Pero el aspecto más problemático está en su capacidad para adaptarse y adquirir características de resistencia. Aunque se sabe que demuestra altas tasas de supervivencia contra la mayoría de los antibióticos, en lá década de 1970 el A. baumannii se consideraba un organismo sensible y relativamente fácil de tratar. En la actualidad, se sabe que algunas cepas de A. baumannii son resistentes incluso a clases potentes de antibióticos como los carbapenemas. Por eso, ahora se encuentra entre los seis patógenos más comunes y graves resistentes a múltiples fármacos (MDR), un grupo que se conoce colectivamente con el acrónimo «ESKAPE» (Enterococcus faecium, Staphylococcus aureus, Klebsiella pneumoniae, Acinetobacter baumannii, Pseudomonas aeruginosa y Enterobacter spp.). Recientemente, el A. baumannii ha recibido atención por su aparición en hospitales en zonas de conflicto. Debido a su prominencia durante la guerra de Irak, se le dió el sobrenombre de «iraquibacteria».

Por estas características, el A. baumannii es un objetivo habitual en los experimentos de desinfección en entornos hospitalarios. Knobloch et al. del Centro Médico Universitario Hamburg-Eppendorf (UKE), investigaron la eficacia del instrumento de desinfección automatizada de salas basado en ozono STERISAFE PRO con el A. baumanii, siguiendo los escenarios experimentales creados con E. faecium y C. auris. Como con el experimento con C. auris , el microorganismo probado se colocó en superficies de distinto material (azulejo cerámico, acero inoxidable, tabla sólida de aglomerado) (ver Figura 1). La cepa utilizada para este experimento fue una cepa deA. baumannii resistente a carbanepémicos. Como en experimentos previos, las distintas superficies se distribuyeron en una sala de pacientes de un hospital, incluyendo el cuarto de baño y el vestíbulo adyacentes. Tras verificar que las muestras podían sobrevivir en superficies inanimadas tras un secado de 24 horas, se aplicó un ciclo de ozonización estándar con STERISAFE PRO y se evaluó la tasa de supervivencia de las muestras de A. baumannii.

La cepa de A. baumannii demostró mayor resistencia al tratamiento con ozono en las tablas de mobiliario, fuera cual fuera su posición en la sala. Mientras tanto, en los otros dos tipos de superficie el número de colonias formadoras de unidades (UFCs) se mantuvo bajo el límite de detección tras el tratamiento, pero algunas células individuales lograron sobrevivir al ciclo de ozonización en las planchas de aglomerado. Esto queda reflejado en la tasa media de reducción de log, que va de 5,00 en las planchas de aglomerado a 5,78 en el azulejo de cerámica (ver Figura 2). Cabe señalar que el conteo inicial de células tras el paso previo al secado era más elevado en las planchas de aglomerado, lo que subraya la alta tasa de supervivencia de A. baumannii en esta superficie en comparación con la cerámica y el acero inoxidable. Sin embargo, si la reducción media es suficiente para declarar el cumplimiento con el límite de reducción de 5 log exigido para bacterias por el estándar NF T 72-281 , es importante mencionar que algunas muestras individuales sobre las planchas de aglomerado se encontraron por debajo del límite de 5 log.

Esos resultados determinan la eficacia del instrumento STERISAFE PRO, suficiente para cumplir con el estándar de calidad más elevado de sistemas de desinfección por vía aérea para la cepa probada de A. baumannii resistente a carbapenémicos. Sin embargo, el comportamiento de supervivencia diverso de A. baumannii sobre distintos materiales sugiere la necesidad de realizar validaciones adicionales en condiciones diversas.

Figura 1. Materiales de superficie inanimados empleados para la contaminación antes de los experimentos de desinfección y supervivencia (reproducido con permiso de Knobloch et al.,2019)

Figura 2. Boxplot para el experimento de desinfección. El límite de reducción de 5 log del estándar NF T 72-281 está marcado por la línea azul de puntos. (reproducido con permiso de Knobloch et al.,2019)

Referencias:

  1. Knobloch J.K., Franke G., Belmar Campos C.E., Klupp E.M. & Knobling B. (2019). Desinfección de superficies contaminadas con carbapenemasas produciendo Acinetobacter baumannii aplicando condiciones de sala complejas. UKE, Instituto de Microbiología Médica, Virología e Higiene, Departamento de Epidemiología hospitalaria y Control de infecciones.
  2. Peleg A.Y., Seifert H., Paterson D.L. (2008). Acinetobacter baumanii: Emergence of a Successful Pathogen. Clinical Microbiology Reviews 21 (3): 538-582.