Una búsqueda rápida en la web de «generador de ozono» ofrece más de 14 millones de resultados. Entre el contenido patrocinado obligatorio que muestra varios productos a la venta desde solo 50€, algunas páginas enlazadas dirigen a artículos que desaconsejan específicamente los generadores de ozono diseñados para uso personal. Algunas de esas páginas proceden de fuentes gubernamentales, como la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA). Pero, ¿por qué se suele desaconsejar el uso de los generadores de ozono domésticos y por qué se dice que son peligrosos? ¿En qué se diferencian de los generadores de uso industrial? Y ¿son comparables los dispositivos de desinfección de superficies que usan ozono, como STERISAFE PRO, a los generadores de ozono básicos?

Generadores de ozono y seguridad

El parámetro más importante que se debe tener en cuenta al utilizar ozono, sea cual sea su uso, es la seguridad. El ozono es un agente biocida registrado y, como tal, puede resultar extremadamente peligroso. Por lo general, los límites aceptados de exposición al ozono son los siguientes (valores de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional de Estados Unidos, OSHA):

Trabajo ligero, < 8h: 0,1 ppm

Corto plazo, < 15 min 0,3 ppm

Inmediatamente peligroso
para la vida o la salud (IDLH): 5,0 ppm

Al anunciar los generadores de ozono como purificadores de aire domésticos, algunos fabricantes se toman cierta libertad al realizar afirmaciones que indican que su dispositivo puede eliminar de forma efectiva malos olores, patógenos o partículas nocivas. Sin embargo, estas afirmaciones pueden ser discutibles en el mejor de los casos o incluso erróneas. Esto es así porque el ozono debe alcanzar ciertas concentraciones y estar en contacto durante cierto tiempo para eliminar con efectividad los malos olores y/o tener un efecto antimicrobiano significativo.

Estudios anteriores realizados en entornos con malos olores, como granjas, han demostrado que, en concentraciones bajas, el ozono solo es efectivo eliminando una parte o grupos seleccionados de sustancias malolientes (Kim-Yang et al., 2005; Watkins et al., 1997). Los autores sugieren que una reducción significativa de sustancias malolientes solo es posible con niveles de ozono por encima de los límites de exposición admisibles. Además, el ozono puede afectar al sentido del olfato. La sensación de frescura que se tiene después de usar un generador de ozono doméstico se debe, principalmente, a un efecto enmascarador más que a un efecto de eliminación (California Air Resources Board, 2020).

Lo mismo ocurriría con la eficacia biocida del ozono. Aunque el ozono es un agente conocido por su potente capacidad oxidante que puede destruir un amplio espectro de microorganismos, su eficacia depende enormemente de distintos factores, incluyendo (1) la concentración de ozono, (2) el tiempo de contacto entre el ozono y los microorganismos objetivo y (3) la resistencia inherente del microorganismo objetivo. Por eso, contar con pruebas de eficacia e informes de laboratorios independientes (hipervínculo) es esencial para garantizar que el ozono se utiliza adecuadamente y para las razones especificadas. Las afirmaciones imprecisas de los fabricantes sin verificaciones de terceros pueden dar lugar a un uso inapropiado del ozono y tener consecuencias sobre la salud humana.

En resumen, es fundamental para cualquier equipamiento basado en ozono ofrecer a sus clientes información concisa sobre las medidas de seguridad, el objetivo de uso y estudios documentados adecuadamente. Lamentablemente, hay un número considerable de fabricantes de generadores domésticos que está muy lejos de cumplir con estos requisitos. STERISAFE PRO opera con niveles de ozono suficientemente elevados para garantizar una eficacia total. Además, la formación en seguridad proporciona a los usuarios finales todas las herramientas necesarias para asegurar que nadie, bajo ningún concepto, entre en contacto directo con niveles peligrosos de ozono.

STERISAFE PRO no es un generador de ozono más, sino que integra control de sala, servicio en la nube, informes de datos y una eficacia superior en una tecnología radicalmente nueva para la desinfección de superficies.

Garantías de STERISAFE PRO

Desde un punto de vista técnico, STERISAFE PRO está equipado con varios componentes que lo convierten en mucho más que un generador de ozono y que garantizan que cada ciclo de desinfección se lleva a cabo de manera efectiva y, lo más importante, con seguridad. Además, los cursos formativos que se proporcionan a usuarios futuros garantizan que se respeten todas las medidas de seguridad y que el equipamiento se utilice de la forma adecuada.

Uno de los aspectos clave del ciclo de desinfección en profundidad de STERISAFE (FDDC) es el control constante y en tiempo real de la concentración de ozono en la sala sellada que se desinfecta. Como es importante que nadie entre en contacto con el ozono en ningún momento del proceso de desinfección, el STERISAFE PRO está equipado con un monitor de ozono de base óptica que se actualiza en intervalos regulares y que garantiza que el ciclo de desinfección progresa en condiciones adecuadas para ofrecer una eficacia total. Esta información se transmite a la tablet de control inalámbrico para que el operario pueda seguir el progreso del ciclo con información en tiempo real.

El circuito de retroalimentación con sensor se utiliza para controlar la humedad en la sala en todo momento. Se sabe que el nivel de humedad está directamente relacionado con la reacción antimicrobiana del ozono. En concreto, una humedad relativa alta permite que la reactividad del ozono mejore (Li & Wang, 2003). Esta sinergia convierte a la concentración de ozono [O3] y a la humedad relativa (%HR) en los parámetros más importantes para la actividad antimicrobiana. Aunque los niveles de ambos parámetros están predefinidos por una amplia investigación sobre la eficacia, la función de control en tiempo real es fundamental para garantizar que cada ciclo se lleva a cabo de manera adecuada y sin problemas.

Igualmente importante para el control constante es la capacidad de producir ozono de una forma fiable y sin subproductos. Para ello, el STERISAFE PRO utiliza un concentrador de oxígeno que produce ozono con oxígeno purificado del aire ambiental. Este paso intermedio no solo permite una salida estable y elevada de ozono (aprox. 40 g/h), sino que además elimina el nitrógeno que se produce de manera natural en el paso de producción de ozono. Esto garantiza que los óxidos de nitrógeno nocivos (NOx), una familia de contaminantes comunes del aire, no se liberen junto con el ozono, un problema común entre los generadores de ozono con diseños poco cuidados.

Pero la coproducción no es la única fuente de subproductos potencialmente nocivos. Como todos los desinfectantes, el ozono puede reaccionar con compuestos orgánicos y producir lo que se conoce como subproductos de desinfección (SPD). Además, los procesos de desinfección pueden dar lugar a la formación de partículas en suspensión o materia particulada (MP), que también se considera nociva por su reducido tamaño y por el daño que puede causar si se inhala. Dichas partículas también son una consecuencia habitual de la reacción entre el ozono y las sustancias volátiles. Para evitar este problema, el STERISAFE PRO está equipado con un precipitador electrostático (ESP), que tiene como función atrapar y recolectar duchas partículas al final de cada ciclo. Los fabricantes suelen ignorar este problema, por eso los generadores de ozono de clase baja provocan un aumento de la concentración de partículas en suspensión de forma sistemática. Se pueden encontrar más detalles sobre este proceso en un informe técnico anterior de STERISAFE.

Además de la presencia de dichas sustancias que determina la calidad, o la falta de la misma, de una solución basada en ozono, los fabricantes deben proporcionar una documentación completa que respalde y verifique sus afirmaciones. Para servicios de desinfección como STERISAFE PRO, eso incluye el registro a nivel europeo en e Reglamento de Productos Biocidas y las pruebas de los productos con los estándares disponibles más reconocidos y adaptados. Lo más adecuado sería que solo los productos que hayan pasado dichos controles y exámenes de calidad de autoridades competentes pudieran acceder al mercado. Pero, lamentablemente, en el mundo de las soluciones basadas en ozono ese no es el caso.

STERISAFE

El uso del ozono en sí mismo está muy lejos de ser una garantía de eficacia y calidad. Por otra parte, utilizar el ozono de forma inadecuada podría ser extremadamente peligroso y potencialmente provocar graves problemas de salud. STERISAFE tiene el orgullo de cumplir con los estándares más estrictos en lo relativo a sus productos, desde su producción hasta su uso. Además, el ciclo de desinfección en profundidad (FDDC) de STERISAFE está protegido por una exhaustiva cobertura de propiedad intelectual (PI) y las solicitudes de patente se emiten en distintos países del mundo (patente europea n.º EP2806903).

 

Referencias
  1. Li CS & Wang YC (2003). Efectos germicidas del ozono en superficies para microorganismos. American Industrial Hygiene Association Journal 64:533-537
  2. Kim-Yang, H., Von Bernuth, R. D., Hill, J. D. and Davies, S. H. (2005). Efecto de la ozonización en concentraciones de sustancias orgánicas malolientes en instalaciones porcinas. Transactions of the American Society of Agricultural Engineers 48(6):2297–2302.
  3. Watkins, B. D., Hengemuehle, S. M., Person, H. L., Yokoyama, M. T. y Masten, S. J. (1997). Ozonización de residuos de estiércol porcino para controlar malos olores y reducir las concentraciones de patógenos y de metabolitos de fermentación tóxicos. Ozono: Sci. Eng. 19(5):425–437.
  4. California Air Resources Board (2020). «Purificadores de aire» generadores de ozono peligrosos. https://ww2.arb.ca.gov/our-work/programs/air-cleaners-ozone-products/hazardous-ozone-generating-air-purifiers
  5. EPA, Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (2019). Generadores de ozono a la venta como purificadores de aire. https://www.epa.gov/indoor-air-quality-iaq/ozone-generators-are-sold-air-cleaners